ANIMAL

Liliana Iturriaga

Liliana Iturriaga · Implosión Lineal

Wed Sep 02 2020 - Sat Oct 31 2020

Implosión Lineal, es consecuencia de un proceso de investigación que la artista Liliana Iturriaga viene realizando desde hace más de una década respecto de la relación entre el círculo y la línea, proceso iniciado con La Sinuosidad de la Línea, primera exposición realizada en Chile en el año 2012, en la sala de arte Museo Sin Muros del Museo Nacional de Bellas Artes. Trabajo ampliado durante estos años, restableciendo las posibilidades de expresión de la abstracción geométrica, considerando aspectos formales como la imbricación, sobrexposición y la conformación de sistemas modulares con especial énfasis en el círculo, proceso que culmina en la muestra Implosión Líneal en el MAC de Valdivia en el año 2018, y recientemente en la exposición Concéntricos actualmente en exhibición en el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires.

Implosión Lineal, consiste en la superposición de formas circulares con trama lineal, provocando una secuencia de movimiento producto del desplazamiento y la sinuosidad, pero en ese proceso de traslación, al girar ambos círculos, se llega a un punto crítico, que tiene como consecuencia el colapso o desintegración de la línea. Este acontecimiento imprevisto es provocado por una anomalía, donde la forma, aunque contenida, se vuelve visualmente autónoma. Ya sea producto del azar o como consecuencia lógica de la superposición y circulación, la sinuosidad provoca un movimiento de expansión y retracción, generando un tránsito interno de carácter cinético: entonces lo que aparece aparentemente como contención, es también la posibilidad de apertura. De cierta manera, la artista incorpora en su obra los preceptos actuales de la física respecto de la teoría de la expansión o la contracción aplicados a distintos fenómenos del universo. De acuerdo a lo observado, el colapso gravitacional o ruptura hacia adentro de los cuerpos, es consecuencia de una menor presión interior que exterior, singularidad propiciada inicialmente por el impulso y la fuerza inaugural definiendo inexorablemente su trayectoria posterior.

Liliana Iturriaga desde su obra más temprana intenta representar el movimiento a partir de la pulsión y el desplazamiento del brazo y de la mano, es está energía vital proveniente de su propia corporalidad la que induce el proceso posterior conocido como sinuosidad de la línea. A continuación, prosigue la imbricación o la reiteración de un elemento lineal, conformando una especie de trama, dando paso finalmente a la transposición, intercalando o sobreponiendo elementos que provocan un efecto de vibración por medio del desplazamiento de un sujeto respecto de un objeto, lo que conocemos normalmente como cinetismo. Los dispositivos geométricos se comportan habitualmente de manera constante, pero de modo diferente cuando se relacionan entre sí. De esta forma Liliana Iturriaga acoge la posibilidad del accidente, la alteración y la torsión, extremando la posibilidad de manipulación de las formas, hasta llegar a su completa disolución, entendido en su obra como implosión, colapso gravitacional o desintegración lineal.

Ir a todas las muestras pasadas