ANIMAL

Marcos Evaristti

Triangulo de amor

Wed Jan 11 2007 - Fri Jan 27 2007

El provocativo artista vuelve a Chile con el producto alimenticio de su propia liposucción. Además mostrará en Galería Animal su propia interpretación de la iconografía sacra de todos los tiempos. Al borde de lo pornográfico y lo vomitivo, Evaristti nos invita a reflexionar sobre el papel del arte en nuestro días. Hace seis años desató una gran polémica por su instalación en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, con una serie de licuadoras listas para triturar a unos peces de colores que nadaban en su interior. En estos días despierta nuevas reacciones por su proyecto de pintar de rojo el Monte Blanco de Los Alpes franceses. El artista chileno-danés Marco Evaristti nos soprende nuevamente en Galería Animal (Alonso de Córdova 3105) con una colección de imágenes transgresoras y la instalación Polpette al grasso di Marco, donde su propia humanidad es la insospechada sustancia de la obra. La certeza del gran poder de las imágenes ha sido para Evaristti uno de los pilares de su producción. Así tiende a recuperar y reinterpretar variados íconos de la historia de la pintura y de la escultura, como los motivos religiosos cuyo impacto incide en nuestras conductas. Siguiendo a los referentes del arte contemporáneo Evaristti elabora ejercicios de descontextualización y así le asigna otro tipo de poder a los mensajes iconográficos por todos conocidos, incorporando su propia participación como modelo en versiones de los clásicos. Su investigación se concentra en los términos del status quo, operando siempre en los límites de la transgresión, lo pornográfico, lo vomitivo y todo lo que no es convencionalmente aceptado. De este modo, sus obras parecen dirigirse inevitablemente a cuestionamientos sobre lo que es o no es arte y cuáles son los límites de este tipo de expresión, asumiéndo que el arte y, en general, la cultura, son espacios de libertad. En esta nueva exposición, Marco Evaristti ocupará el segundo piso de Galería Animal con imágenes como la Trinidad, cuyos personajes son reemplazados por la triada del Crsitianismo, Judaísmo e Islamismo, las tres grandes religiones que gobiernan el mundo espiritual. La obra Mierda Divina, con excrementos enchapados en oro de 24 kilates e incrustado de diamantes y una muy particular interpretación de La Piedad de Miguel Ángel. Y también llega a Chile una de sus acciones más comentadas. Convertida Polpette al grasso di Marco es una suerte de carta o menú que el artista creó después de realizarse una liposucción simple. Con su propia grasa extraida, cocinó unas albóndigas que fueron depositadas en frascos de conserva. Esta serie es presentada a modo de producto comercial; el alimento fue ingerido por el propio artista en una performance con múisica de fondo Henning Christiansen, representante del recordado colectivo Fluxus. Evaristti está pensando en desarrollar una ”Última Cena” de estos productos, con un grupo de invitados especiales aún por definir. En escenarios europeos, esta obra ha sido interpretada desde diversos prismas. Se le ha asociado al Canibalismo por el hecho de ingerir un tipo de materia humana. También se le asocia al Sacramento en la acción de quien ingiere de fusionarse corpóreamente con la obra artística (Evaristti enuncia con este trabajo: ”Cómeme. Soy arte”) y finalmente el autor estipula una nueva interpretación de la Blasfemia: sostiene que el canibalismo es un acto prohibido mientras las cirugías están en franco apogeo, sin embargo éstas van en contra de los supuestos designios divinos en tanto agreden y modifican el cuerpo que dios creó para nosotros. A su manera, Polpette al grasso di Marco la obra constituye un homenaje a clásicos del arte más renovador del siglo XX y obras como Mierda de Artista de Piero Manzonis y las Sopas Campbell de Andy Warhol.

Ir a todas las muestras pasadas